Gratuit

Gratuito

Disfruta del sol que nos proporciona energía infinita y gratuita.

Sostenible

Sostenible

Colabora en la transición energética hacia un mundo libre de contaminantes.

Lliure

Libre

Libérate de los monopolios de las eléctricas produciendo tu propia energía.

Finançable

Financiable

Tú eliges cómo pagar la instalación. Nos adaptamos a tus necesidades.

Autoconsumo Solar

Tú eres lo más importante y, por este motivo, nosotros nos encargamos de todo. ¡Y todo es todo!

Ingeniería

Elaboramos un estudio a tu medida, teniendo en cuenta tus necesidades y con un diseño óptimo para que puedas producir el máximo de electricidad posible.

Consultoría energética

Te regalamos un estudio energético completo para ayudarte a ser energéticamente más eficiente pero sobre todo para que puedas ahorrar.

Engineyeria

Instalación

Disponemos de técnicos altamente cualificados para realizar el montaje de la instalación con diligencia y seriedad.

Mantenimiento

Y, -aunque el mantenimiento de las placas fotovoltaicas que se requiere es mínimo- por el simple hecho de comprobar y revisar regularmente que todo funciona como debe funcionar, tú todavía podrás ahorrar mucho más.

Instal·lació

Tramitación

No queremos que tengas quebraderos de cabeza. Nosotros llevamos a cabo todas las gestiones y trámites con las instituciones pertinentes para poder solicitar la instalación y para que puedas disfrutar de una energía limpia lo antes posible.

Legalización

Una vez tengas la instalación realizada nos encargamos de todos los trámites para legalizar tus placas solares fotovoltaicas. También tramitaremos -si proceden - las bonificaciones pertinentes que ofrecen muchos municipios.

Tramitació

Te acompañamos en la aventura del autoconsumo desde el momento 0. ¿Te apuntas?

Pídenos presupuesto aquí.

¿Quieres saber más?

Empreses
Autoconsumo empresas
Particulars
Autoconsumo particulares

FAQs

La energía solar fotovoltaica transforma la radiación solar en electricidad. Esta transformación se lleva a cabo en los paneles solares que están compuestos de unas fotocélulas con unos materiales semiconductores. Los materiales más habituales son los compuestos de silicio.

Los componentes de este tipo de instalación varían dependiendo de si se trata de una instalación solar aislada o de una planta solar conectada a la red eléctrica. Pero la diferencia sólo radica en la gestión de la energía generada. Es decir, si se puede utilizar directamente o almacenarla en baterías solares como sería el caso de las instalaciones aisladas. O bien, si se suministra a la red eléctrica para su distribución en el caso de las instalaciones conectadas a red.

Ambos tipos de instalaciones comparten no obstante componentes comunes:

  • Los paneles fotovoltaicos. Son elementos captadores de la radiación solar y encargados de transformarla en electricidad mediante el efecto fotovoltaico de las células que los componen. La corriente eléctrica que resulta es una corriente continua.
  • Los inversores de corriente. Es un aparato electrónico encargado de convertir la corriente continua generada en corriente alterna.
  • Protecciones eléctricas: Son elementos que protegen la instalación solar fotovoltaica y a las personas de posibles caídas de tensión o cortocircuitos.
  • Cableado eléctrico. Es el elemento que transporta la energía eléctrica desde su generación para su posterior distribución y transporte. Su dimensionamiento viene determinado por el criterio más restrictivo entre la máxima diferencia de potencial y la intensidad máxima admisible.

  • Es una energía limpia que no genera contaminación ni emisiones de gases de efecto invernadero. Además, tampoco produce contaminación acústica.
  • Contribuye a paliar los efectos del cambio climático.
  • No requiere ningún tipo de combustible, únicamente la radiación del sol, que se restituye gratuitamente.
  • Es una solución al problema energético a largo plazo.
  • Su aprovechamiento en el territorio reduce la dependencia energética externa.
  • Su dimensionamiento es escalable, es decir, se pueden añadir o quitar módulos según la demanda energética.

El autoconsumo fotovoltaico consiste en la producción de la electricidad de una vivienda a partir de paneles solares.

En los últimos años, gracias al cambio de legislación y las diversas ayudas y subvenciones para su instalación, ha aumentado el número de instalaciones.

El autoconsumo está regulado por el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica. Con la derogación del impuesto al sol, en 2018 ya se fomentó también el autoconsumo con una serie de reformas importantes:

  • Eliminación del contador de generación en instalaciones sin vertido a red.
  • Las instalaciones pequeñas y las instalaciones no conectadas a red quedan exentas de pedir permisos a la compañía eléctrica.
  • Compensación por la energía vertida por pequeños consumidores.
  • Posibilidad de conectarse varios consumidores a una misma instalación.

Actualmente las comunidades autónomas y sobre todo muchos municipios bonifican diversos impuestos para fomentar la instalación de placas solares fotovoltaicas (IBI, ICIO ...).

Este tipo de paneles produce energía aunque el clima sea frío, nublado o con lluvias abundantes porque se obtiene a partir de la radiación solar por lo que la luz directa del sol no es necesaria para que funcionen aunque, evidentemente, hay que encontrar su mejor ubicación y orientación.

La vida útil de las placas solares es de entre 25 y 30 años de media como mínimo y el hecho de que uno de los módulos falle no implica que el resto deje de funcionar lo que permite hacer la sustitución sin demasiados obstáculos.

El ahorro económico es instantáneo. Aunque el objetivo del autoconsumo fotovoltaico es consumir la energía generada de manera directa, si con la instalación de los paneles puedes conseguir el autoconsumo podrás desentenderte de la factura de la electricidad. No obstante, si no puede conseguirse el autoconsumo total, el ahorro también será alto, ya que sólo consumirás en las horas nocturnas en las que, gracias a la discriminación horaria, el precio de la electricidad es mucho menor.

Si es cierto que la inversión inicial es elevada, también es cierto que el precio de este tipo de instalaciones se ha reducido bastante estos últimos años y que la amortización comienza cinco años después de su instalación. Con el ahorro generado en la factura eléctrica se puede recuperar la inversión a partir del quinto año. Por lo tanto, si su vida útil es de entre 25-30 años de media, podemos contar con un mínimo de 20 años de ahorro total.

Es importante cuidar la instalación. Aunque es una instalación que tiene un mantenimiento mínimo, se recomienda tener un sistema de monitorización para comprobar que la instalación funciona como debe funcionar, hacer al menos una visita anual de mantenimiento y una limpieza de las placas.

Contacto

Rellena el campo del teléfono, el del correo o ambos para que podamos contactar contigo

Si llenas este campo escribe tu disponibilidad horaria